¿Una medicina para el COVID y la economía?

persona comprando por su teléfono

En estos días la mayor noticia y de lo que más se habla es del COVID o coronavirus, el cual ha afectado de gran manera a la población a nivel mundial, y a la economía de los países, el mejor ejemplo lo tenemos con China.

El país asiático sacrificó su economía con tal de contener y eliminar la pandemia que azotaba a su población, la producción y exportaciones básicamente se detuvieron y las perdidas monetarias fueron inmensas.

Lo mejor que podemos hacer como país es aprender de experiencia ajena, quedarnos en casa para no aumentar los contagios y ayudar a la economía nacional. ¿Cómo? Por compras por Internet.

La Internet y la pandemia

Sabemos que nos dicen “quédate en casa, no salgas a menos que sea totalmente necesario”, y llegan las preguntas de “¿cómo voy a conseguir lo que necesito si no salgo de casa?”.

Bueno, por suerte vivimos en tiempos modernos donde las compras en línea están a la mano y son fáciles de hacer, haciendo que tengamos un riesgo mínimo.

Hacer el súper en línea

mujer en el pasillo del supermercado

Sabemos que siempre se siente bien el ir al supermercado y elegir personalmente los productos que vamos a comprar, y ver qué otras cosas nos llaman la atención, pero tiendas como Walmart, Soriana y Chedraui nos ofrecen la oportunidad de comprar en línea.

En algunos casos el comprar en línea nos permite hacer uso de promociones o precios exclusivos que solo están disponibles por este medio. Ya hicimos el súper y sin salir de casa, solo recuerda lavarte las manos después de manejar los productos.

Promociones en compras en Línea

etiqueta de descuento roja

También no debe de sorprendernos que con el afán de aumentar las compras en línea existan promociones de parte de tiendas o de los bancos.

Lo más normal de los bancos es por medio de sistemas de recompensa o de tarjeta de puntos o pagos a meses sin intereses. Es aquí donde debemos de consultar con nuestro banco y hacer uso de estas promociones.

 

Estas no solo están pensadas para aumentar el consumo, si no para ayudar a nuestra economía, puede que ofrezcan algún producto que deseemos y nos salga gratis gracias a los puntos acumulados, un gasto menos.

Compras en línea y la economía

Si mantenemos comprando de forma moderada, vamos a lograr que los negocios se mantengan a flote, que los empleados sigan contratados y que el dinero fluya.

Lo peor para un país es una economía estancada y que incluso retroceda, de nuestra parte podemos apoyar a los negocios locales al comprar de forma remota.

Incluso podemos comprar comida preparada por medio de plataformas como Uber Eats, Rappi y Sin Delantal, o si sabemos el número de teléfono de nuestro comercio favorito, preguntar si tienen entregas a domicilio. Si podemos hacer las cosas desde casa y cuidarnos, también en general el comprar en línea es más cómodo en algunos casos.

Este es el momento de ayudar a otro mexicano y ayudar al país a salir delante de esta situación.