¿Un país solo puede combatir una recesión?

escala de movimiento económico

Bien sabemos que la economía mundial ha entrado en una crisis sin precedentes causada por la pandemia de COVID-19, y los gobiernos preparan planes récord de estímulos fiscales, lo cierto es que la recuperación solo es posible a través de una coordinación acción global.

Debemos de recordar que poco más de 10 años, cuando el mundo estaba entrando en la Gran Recesión, las partes interesadas tuvieron que mirar hacia atrás en el espejo retrovisor a la Gran Depresión para obtener orientación política.

Si bien las acciones de la década de 1930 ofrecieron lecciones importantes para 2008, especialmente la necesidad de expandir la oferta monetaria, la economía de la década de 1930 fue fundamentalmente diferente de la economía global de la primera parte de este siglo.

Una lección de la gran recesión

personas haciendo fila por comida

Entre 1932 y 2008, el S&P 500 creció aproximadamente diez veces, el mercado laboral mundial pasó de uno en gran parte arraigado en la agricultura a uno firmemente basado en los sectores industrial y digital.

En comparación a 1930, las partes interesadas en el 2008 operaban en un mundo interconectado con un sistema financiero global y, por lo tanto, se encontraban en gran parte en aguas desconocidas.

En particular, la lección de 2008 es que una economía globalizada necesita una solución global. Simplemente no existe otra forma.

Situación actual

Hoy, el panorama económico para el mundo es sombrío, con la crisis del coronavirus que ya está causando uno de los choques más severos para el crecimiento global en un siglo. Las proyecciones indican que el segundo trimestre de 2020 será el peor trimestre de las generaciones.

Aunque la escala de la crisis actual puede ser mayor y los contornos ciertamente diferentes a los de 2008, en particular, nos enfrentamos a un shock de oferta, ya que los líderes están promulgando medidas para evitar físicamente que las industrias operen.

El hecho es que es que la economía actual es estructuralmente similar a la que estaba en su lugar hace poco más de una década.

Debido a que la economía del período 2008 estaba tan interconectada, los analistas se refirieron a los préstamos de alto riesgo que desencadenaron la crisis como “contagios”. Ese junio, tres meses antes del colapso de Lehman Bros.

Los economistas del Fondo Monetario Internacional compararon estos choques con una “epidemia en la que un virus invisible infecta a muchas personas y comunidades”. Estas palabras son oscuramente aptas para el día de hoy.

El comercio no debería ser un arma

métodos de transporte de productos

A diferencia de hace una década, esta vez estamos luchando contra un contagio real. Y a diferencia de hace una década, nos enfrentamos a un mundo mucho más polarizado con un “sistema inmunitario” económico más débil.

La pandemia se produce en un entorno mundial inestable, ya que las principales potencias económicas han estado utilizando el comercio como un arma en lugar de un medio para la prosperidad conjunta.

Parte de la solución individual de cada país va a recaer en auto activar su propia economía, esto será posible el mercado interno recobra fuerza por medio de compras y dinero que se quede en el país.

Será necesario estimular a los ciudadanos a comprar mercancía fabricada en el país y también el recurrir a sistemas como las tarjetas de puntos o recompensas por utilizar tarjetas de crédito e incluso al uso de tarjetas débito. El incentivar el consumo interno en general nos ayudará a recuperar la economía con mayor velocidad y facilidad.

Como dije en el párrafo anterior no nos olvidemos de hacer uso de los sistemas de recompensas y otras ventajas que nos ofrecen los bancos y sus productos nos van a ayudar a tener una mejor economía personal y también es necesario saber cuidarla, ¿verdad?

 

Otro factor que no debemos de hacer a un lado, y menos olvidarlo es el de mantener las medidas de seguridad sanitarias indicadas por el gobierno y mantenerse alerta a la información disponible por el mismo gobierno, de esta forma podremos ayudar a nuestra familia y sociedad.