¿Pagar préstamos con crédito?

Asegúrate de pagar tu préstamo a tiempo

Las transferencias de saldo te permiten utilizar una cuenta de tarjeta de crédito para pagar otra tarjeta o préstamos (o varios, dependiendo de tus saldos y de tu límite de crédito). Las compañías al solicitar tarjeta de crédito a veces ofrecen transferencias de saldo por tiempo limitado, con un interés bajo o nulo, para atraerte a contratar una nueva tarjeta pide toda la información a tu sucursal emisora para que leas detenidamente los términos y condiciones que ofrecen y selecciona la tarjeta de crédito que mas te convenga. Hay compañías de tarjetas que te permiten utilizar una oferta de transferencia de saldo introductoria para pagar un préstamo personal, por lo que vale la pena preguntar sobre esto antes de abrir una cuenta.

A continuación te ofrecemos algunas preguntas adicionales sobre la oferta de transferencia de saldo inicial:

  • ¿Cuándo hay que activarla? Es posible que tenga que completar tu transferencia de saldo en un plazo de 60 o 120 días para obtener la baja tasa anual equivalente (TAE) de introducción.
  • ¿Durante cuánto tiempo estará en vigor la TAE de introducción? Los períodos introductorios típicos duran 12, 15 o 18 meses.
  • ¿Cuál es la TAE habitual en las transferencias de saldo? Una vez finalizado el periodo de introducción, la TAE se convertirá, a menudo en una tasa similar o igual a la TAE habitual de su tarjeta para las compras.
  • ¿Cuál es la comisión por transferencia de saldo? La comisión por transferencia de saldo puede ser menor durante el periodo de introducción. Las comisiones típicas por transferencia de saldo oscilan entre el 3% y el 5%, con una comisión mínima de 5 dólares.

Ventajas y desventajas de transferir a préstamos personales a una nueva tarjeta

Calcula bien tu préstamos

La mejor razón para transferir el saldo de tu préstamo personal a una nueva tarjeta de crédito es ahorrar dinero. La mejor manera de saber cuánto dinero te ahorrarás es hacer algunos cálculos. Reúne el saldo de tu préstamo actual, el número de pagos restantes y el importe de la cuota mensual.

Digamos que tienes un préstamo personal que estás pagando en cinco años a una TAE del 9,4%. Haz realizado 34 pagos y te quedan 26 por realizar y tienes un saldo restante.

Si sigues pagando tus préstamos

Dado que la oferta es una tasa efectiva anual  del 0% y que planeas pagar el préstamo dentro del período promocional introductorio, no tienes que añadir los intereses al total de la transferencia de saldo.

Tu pagas tu préstamo ocho meses antes al hacer la transferencia. Al transferir el saldo de tu préstamo, ahorras muchos pesos.

Ahorrar dinero en intereses y pagar potencialmente tu préstamo más rápido son ventajas definitivas.

Pero hay algunos contras que podrían echar por tierra tus planes al pagar préstamos adicionales:

Paga con tu tarjeta de crédito tus préstamos

  • Transacción bloqueada: La mayoría de los emisores de tarjetas no permiten las transferencias desde cuentas del mismo banco. Por lo tanto, si tu préstamo es con el Banco X, no puedes utilizar una tarjeta de transferencia de saldo del Banco X para pagar tu préstamo.
  • Límite de transferencia: El límite de transferencia de saldo puede no cubrir el saldo restante de tu préstamo personal. Si tu oferta sólo cubre la mitad del saldo de tu préstamo, podrías terminar haciendo pagos en ambas cuentas y obteniendo menos ahorros en intereses de los que esperaba.
  • Pagos mensuales más altos: Pagar el saldo restante de tu préstamo dentro del período introductorio podría significar acelerar tu calendario de pagos: Por ejemplo, puede que te queden cuatro años de tu préstamo personal, pero sólo 15 meses para liquidar tu transferencia de saldo al 0% TAE introductorio. Esto podría aumentar tu pago mensual hasta un punto en el que ya no sea asequible.
  • Prioridades que compiten: Utilizar la oferta de transferencia de saldo para pagar las tarjetas de crédito con intereses elevados podría suponer un ahorro aún mayor que el de pagar un préstamo personal, así que estudia tus opciones.
  • Intereses de penalización: En algunos casos, retrasarse incluso un día en el pago de la transferencia de saldo puede hacer que el tipo de interés se dispare. No sólo puedes perder el tipo de interés inicial, sino que se le puedes cobrar un tipo de penalización.

Lee todas las condiciones de tu oferta y asegúrate de pagar tu factura a tiempo todos los meses.